Category

Noticias

Etiqueta Ecológica Europea disponible para el Papel Impreso

By | Noticias

Los productos certificados con la Etiqueta Ecológica Europea tienen que cumplir con los criterios medioambientales que incluyen todas las etapas de la vida del producto. Esto significa un bajo impacto medioambiental, tales como bajas emisiones de aire y agua, consumo reducido de energía eléctrica y una mejorada recuperación de residuos, comparado con productos similares en el mercado.

Los criterios de la Etiqueta Ecológica Europea para productos de papel impreso fueron definidos de forma que se puedan premiar los productos impresos en papel que respetan los elevados requisitos medioambientales y que garantizan, al mismo tiempo, que el documento impreso es reciclable.

Por eso, se trata de la mejor manera para todas las empresas que quieran comunicar la excelencia medioambiental de sus impresiones.

Productos certificables


Solo los productos resultantes del proceso de impresión en papel pueden incluir el logotipo. Además de impresión, el proceso debe incluir el acabado (por ejemplo el plegado, estampado, corte o montaje, utilización de pegamento, encuadernación).

Cuando hablamos de productos impresos en papel, nos referimos a periódicos, material publicitario y hojas de información, revistas, diarios, catálogos, panfletos, folletos, posters, tarjetas de negocios y etiquetas.

Los trabajos impresos deben contener al menos un 90% de su peso de papel, cartón o soportes de papel, excepto si se trata de libros, catálogos, libretas o formularios, que deben contener al menos un 80% del peso del papel, del cartón o de los soportes de papel. Encartes, cubiertas y cualquier parte del papel impreso final debe considerarse como parte del producto impreso en papel.

Solicitar la Etiqueta Ecológica Europea

Los criterios de la Etiqueta Ecológica Europea para productos impresos en papel comprenden:

• Un parte específica del sitio, relacionada con la producción o los procesos de gestión.

• Una parte específica del producto, que puede cambiar durante la validez de la licencia de la Etiqueta Ecológica Europea (ejemplos: soportes de papel, consumibles para impresión, revestimientos y acabados para productos impresos en papel o cantidades de residuos de papel producidos).

Los criterios de la Etiqueta Ecológica Europea para papel impreso abordan impactos medioambientales del producto en varias de las etapas de la producción y estipulan restricciones en cuanto al soporte, uso limitado o prohibido de sustancias, emisiones de agua y aire, gestión y reciclaje de residuos, uso de energía, especificaciones de calidad, información y formación del personal.  

La solicitud debe contener un dossier con toda la información relevante y declaraciones de fabricantes relacionadas con los productos que posean la Etiqueta Ecológica Europea y sus características y especificaciones. Toda la documentación pertinente tiene que enviarse al Organismo Competente adjunta a la solicitud.

Después de recibir la solicitud, el Organismo Competente revisará el dossier incluyendo la documentación enviada directamente por los proveedores. El Organismo Competente podrá pedir más información si fuera necesario.

¿Quién puede solicitar la Etiqueta Ecológica Europea?

Fabricantes, importadores, proveedores de servicios, vendedores y minoristas, pueden enviar solicitudes para la Etiqueta Ecológica Europea. Editoriales, redacciones, imprentas, agencias de relaciones públicas/publicidad, compañías privadas e instituciones públicas son ejemplos de posibles solicitantes.

Una licencia de Etiqueta Ecológica Europea para productos impresos en papel no debe concederse a servicios de impresión o a copisterías. 

Una solicitud para productos impresos en papel puede ser hecha por:

• Un producto impreso en papel identificado por su nombre de marca, o
• Una categoría única de productos (ejemplos: revistas, catálogos, libros, periódicos). En este caso, la categoría de los productos debe ser identificada de forma tan precisa como sea posible (ejemplos: revistas, pegado, formato X-Y, páginas A-B).

Botellas de PET para fabricar papel mineral

By | Noticias

Con la finalidad de talar menos árboles y evitar el desperdicio de agua, un grupo de jóvenes del estado de México diseñó un sistema que convierte las botellas usadas de PET en papel mineral o petapel, el cual es biodegradable, y cuenta con los estándares de calidad necesarios para imprimir libros, cajas y papelería en general.

“Fabricamos papel ecológico que está creado con botellas recicladas de plástico, carbonato cálcico y piedra. No usamos agua ni productos químicos, como el cloro. El papel mineral es más resistente que el normal, no se puede romper con las manos, es impermeable, además tiene la calidad de ser fotodegradable y sólo absorbe la cantidad necesaria de tinta al momento de imprimir”, explicó Ever Adrián Nava, cofundador de la empresa Cronology, ubicada en Ecatepec, municipio del estado de México.

Con la tecnología de Cronology, al fabricar una tonelada de papel se salvan hasta 20 árboles y se ahorran 56.000 litros de agua. Además su proceso de producción es un 15 por ciento más barato porque no requiere sustancias químicas. Otro beneficio del este sistema es que con 235 kilogramos de pellets (perlas de PET) se fabrica una tonelada de papel mineral. Asimismo, en una jornada de ocho horas se obtienen 24.000 kilogramos del plástico.

Antes de convertir el PET en papel, es necesario primero convertir las botellas de plástico reciclado en pellets (perlas), que se trituran junto a varias piezas de carbón cálcico, para crear una mezcla, que es sometida a un proceso de fundición a más de cien grados centígrados, hasta constituir unas láminas de papel de gran tamaño que se embobinan y forman pliegos.

La idea original de este tipo de papel es reducir el costo de producción, así como evitar la tala de árboles, puesto que actualmente el país produce 700.000 toneladas de papel al año para cubrir las necesidades del mercado local que significa 10.300 millones de dólares.

Cerca de 33 por ciento del papel que se produce en México es para libros y cuadernos, 25 por ciento para la envoltura, el resto para papel higiénico y envoltura de alimentos. El producto de la empresa mexiquense tiene la intención de sustituirlos.

La máquina que creó Ever Nava junto a su compañero Érick Zamudio, es similar a la de tortillas, ya que el petapel se elabora una “pasta” que da como resultado un papel impermeable, con una textura similar a la de los vouchers bancarios y que es amigable con el medio ambiente, ya que se degrada en sólo seis meses. El único detalle del papel mineral es que no se puede escribir con tinta de gel, ya que contiene alcohol y el producto no lo soporta.

“Al no cortar árboles, ni usar agua reducimos los costos y le ayudamos al planeta. Al producir una tonelada de papel tradicional se ocasiona un deterioro de 100 años al medio ambiente, con el petapel nosotros eliminamos eso”, asegura Ever Nava.

Aunque en España y Taiwán ya existen empresas que elaboran petapel con un proceso similar, el sistema de Cronology es cuatro veces más barato. Sin embargo, para consolidar el proyecto, los fundadores participaron en un concurso de empresas emergentes verdes que se organiza desde hace cinco años en México, con el propósito de conseguir el financiamiento de su compañía.